“Solo tuvimos tres entrenamientos antes del partido (contra el Celta) y ahora tenemos tiempo para trabajar con los jugadores y llevarlo a la práctica”, declaró Zidane tras su ‘redebut’ en el Bernabéu el sábado. El técnico francés ha empezado la reconstrucción del equipo con una victoria balsámica y ahora, aprovechando el parón de selecciones, tiene margen para preparar el próximo compromiso, ante el Huesca en el Bernabéu el próximo 31 de marzo.

Tras dos días de descanso, el Madrid regresa mañana por la tarde a los entrenamientos con la misión de empezar a aplicar las ideas del nuevo entrenador. Esto son algunos de los deberes de Zidane durante estos días.

Poner a tono a Marcelo e Isco

Los dos jugadores más favorecidos con la llegada de ZZ son Marcelo e Isco, que fueron titulares en el reestreno del francés en el banquillo. A ambos futbolistas se les vio activos y comprometidos, marcando un gol el malagueño y dando una asistencia el brasileño. Sin embargo, los meses de ostracismo a los que les sometió Solari les ha pasado factura.

El mediapunta aguantó solo una hora de partido y se le vio sin ritmo y con escasa intensidad en algunos lances del partido. Marcelo, por su parte, llegó al ataque con la asiduidad y no sufrió apenas en defensa porque el Celta no percutió por su banda.

Ambos futbolistas fueron capitales en el primer Madrid de Zidane y saben que su futuro en la entidad pasa por rendir al máximo nivel en lo que resta de temporada. Por esta razón es fundamental que recuperen el tono físico durante estas dos semanas de trabajo a las órdenes del francés.

Recuperar a los lesionados

El partido contra el Ajax, además de suponer la eliminación del Madrid en octavos, llenó la enfermería de lesionados. Carvajal y Lucas sufrieron sendas lesiones musculares de distinta consideración mientras que Vinicius deberá estar en el dique seco un mes y medio más por una dolencia en los ligamentos del tobillo.

Quien ya ve la luz al final del túnel es Marcos Llorente, que está en el tramo final de su recuperación tras caer lesionado en la ida de la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu.

La prioridad para el entrenador francés es tener cuanto antes a todos los jugadores disponibles para valorar y analizar cómo será la necesaria reestructuración de la plantilla el próximo verano.

Poner en práctica su metodología

Zidane es consciente de que este tiempo de parón es muy valioso para que su idea de juego y su filosofía vayan calando en las mentes de su jugadores. Piezas importantes como Isco, Marcelo o Benzema, la llamada vieja guardia, no han acudido con sus selecciones por diversos motivos, como tampoco lo han hecho los lesionados o hombres como Nacho, Odriozola, Mariano.

Hasta 13 jugadores internacionales se han marchado con sus países y Zidane cuenta con la mitad de la plantilla para poner en práctica sus métodos de trabajo y que empiece a calar su mensaje. “El discurso tiene que ser sencillo, tiene que ser simple, que llegue a los jugadores”, aseveró el entrenador del Madrid.

“Para mí hay que hacer pequeños arreglos, pequeños ajustes. Veremos en el siguiente partido. Algunos se van con las selecciones… eso no lo podemos cambiar, pero con los que se queden trabajaremos. Tienen que jugar de forma simple, creativa y que tengan ganas de volver a jugar al fútbol”, indicó tras el partido.