El expresidente es el principal acusado de un cargo de contrabando agravado.

Esta semana, el expresidente Mauricio Macri fue formalmente acusado de responsabilidad por el contrabando de armas y municiones a Bolivia el 12 de noviembre de 2019, durante el golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales del país. allí, se lleva a cabo.

La investigación fue impulsada por el Fiscal Penal Económico Claudio Navas Rial, quien entendió que «una presunta operación como la que se debe investigar debió haber obtenido cierto consentimiento de las siguientes personas: que ostenta el cargo de Presidente del Estado y por supuesto de el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas «.

Ayer, el fiscal expresó su opinión al juez Javier López Biscayart, quien también le pidió que permita que el Poder Judicial imparcial lleve a cabo esta investigación, por lo que pide medidas. El método se desarrolló tanto en el país como en Bolivia, donde, según los locales. informes, se encontraron más de 25.000 balas antidisturbios de origen argentino.

Los cargos también incluyen a otros seis exfuncionarios del gobierno de Cambiemos, entre ellos, por posibles responsabilidades en la actividad investigada y cargos ocupados en los Poderes Ejecutivos, el exsecretario de Defensa Oscar Aguad y la exsecretaria de Seguridad Patricia Bullrich.

El ex ministro de seguridad también fue procesada por la fiscalía.

El fiscal escribió: «La persona que pudo autorizar el traslado de un grupo de gendarmería cuyos materiales en cuestión presuntamente serían transportados fue la entonces secretaria de Estado de Seguridad Nacional, Patricia Bullrich«, escribió el fiscal, mientras Aguad le mintió sobre el supuesta oferta. «aeronaves que transportan equipo humano y material».

El representante de la Fiscalía también acusó a funcionarios de la Gendarmería de participar en la preparación del envío de armas a Bolivia: el exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo José Otero; y luego el director de logística y operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde.

«Pueden haber intervenido en diversas etapas del proceso para obtener la autorización para la exportación de material bélico involucrado, así como posteriormente para justificar, desde un punto de vista oficial, el alegado desvío. De su destino», dijo el fiscal.

La investigación tiene «el objetivo de esclarecer las incógnitas que plantea el caso en cuanto a la aparente discrepancia en el registro de documentos para las materias exportadas, así como en relación al destino declarado y las materias primas». concedido a estos elementos «.

El otro imputado es el ex embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, quien presuntamente recibió una carta en la que el ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Bolivia, Jorge Gonzalo Terceros Lara, agradeció los documentos presentados. supuestamente recibido por el gobierno de Macri.

Comentar