mil

El Ministro de Defensa, Javier García, habló sobre la denuncia presentada por los militares el domingo por abusos cometidos por dos instructores contra 15 reclutas del 7 ° Batallón de Infantería Ituzaingó en Salto.

«Los militares no tienen cabida para este tipo de actos, es un acto completamente inaceptable, y si se confirma sus culpabilidades, él o su representante, serán destituidos de inmediato», declaró en rueda de prensa.

«No importa cuán aislado sea, un incidente así no puede contaminar el trabajo y los servicios de miles de soldados que trabajan y sirven a su patria todo el día». García señaló que las personas involucradas están bajo estricto arresto a rigor, «Apoyamos el trabajo que los militares están haciendo por el país. Respetamos la dignidad de la ley y los derechos humanos de la gente.

«Una vez que surjan -este tipo de hechos- vamos a ser implacables y precisos con el respeto correspondiente a la formación de un militar en cualquier situación», manifestó el ministro.

Las acusaciones hecha por la fuerza Armada Nacional a instancias del ministro correspondieron a maltratos físicos con descargas eléctricas, y permanencia de los reclutas mojados a lo largo de el día, además de privación de alimentos y otros sometimientos.

El caso implica en un comienzo a un sargento y a 2 cabos. García señaló que el caso se dio en el ámbito de un entrenamiento a 15 reclutas que habían tenido que seguir estando aislados por una situación de coronavirus.

El comandante en Jefe del Batallón, Gerardo Fregossi, por su lado, indicó que los reclutas se hallan en buen estado de salud y no padecieron secuelas más grandes por el caso.

Comentar