Los respaldos económicos por 6 millones de pesos fueron asignados por el Ministerio de Industria, Energía y Minería a dos proyectos para la fabricación rápida de 50 respiradores pulmonares, destinados a la atención de la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19. Los respiradores estarán listos en mayo.

Las propuestas respondieron al llamado iniciado del 23 de marzo para la fabricación de respiradores pulmonares, convocatoria que recibió 19 iniciativas. Las bases del llamado establecían que los respiradores debe estar funcionando y disponibles para su transferencia a la autoridad sanitaria antes del 1.º de mayo de 2020.

El primer proyecto aprobado pertenece al grupo de empresas Ingenca, Pensur, Tadomer S.A. y Note S.R.L, quienes recibirán 1,5 millones de pesos para la fabricación de 25 respiradores, denominados Respirone. Esta idea se basa en la automatización de respiradores manuales para adultos.

Según la web del Ministerio de Industria, los respiradores son productos que se fabrican rápidamente, confiables, completos, seguros, de funcionamiento comprobado y avalados por los estándares de las organizaciones médicas correspondientes. Estos dispositivos serán replicables por su fácil construcción, con componentes que se encuentran en plaza a bajo costo, de fácil limpieza y esterilización, según sus creadores.

El otro proyecto se denomina Respiradores Neumáticos Modulares de Emergencia (RNME) para Conexiones Individuales o Colectivas, y recibirá 4,5 millones de pesos. Fue presentado en conjunto por  Spectrum Uruguay, Viviestar y Fundación Latitud, para la producción de respiradores de instalación rápida y fácil operación para el personal de salud, que posibilita la conexión individual o colectiva en las instalaciones neumáticas de los hospitales.

También se podrán usar en las subestructuras que puedan improvisarse, incluidos aquellos lugares donde no existan instalaciones para el suministro de aire y oxígeno.

Suscribete a nuestra lista de correo!