Landon Spradlin, un pastor evangélico de Virginia (EE. UU.) Que cuestionó la reacción de los medios ante la pandemia de covid-19, murió el 25 de marzo como resultado de la enfermedad.

Spradlin, de 66 años, había viajado el mes anterior con su esposa e hijas al famoso Carnaval de Mardi Gras en Nueva Orleans, Luisiana, celebrado el 25 de febrero. El hombre, que también era un hábil guitarrista de blues, participó en el evento para tocar con su banda familiar y predicar su fe a través de su música.

A mediados de marzo, cuando regresó a Virginia, Spradlin comenzó a sentirse enfermo y tuvo que quedarse en la ciudad de Concord, Carolina del Norte, donde ingresó en un hospital. Le diagnosticaron neumonía y al día siguiente dio positivo por coronavirus, según una de sus hijas. Su salud se deterioró y permaneció en cuidados intensivos hasta el día de su muerte.

«Los medios están generando miedo»

Según informes de la prensa local, unas dos semanas antes de su fallecimiento, el pastor compartió una publicación en Facebook comparando las muertes por coronavirus con las provocadas por la gripe porcina. Calificó la reacción al covid-19 como una «histeria masiva» y sugirió que los medios de comunicación aprovechaban la actual pandemia para dañar la reputación del presidente Donald Trump.

«Es un problema real, pero creo que los medios están generando miedo y haciendo más daño que bien. Vendrá y se irá», escribió el religioso, citado por la revista Newsweek.

Landon Isaac, hijo del evangélico, confesó haber conversado con su padre sobre el virus y resaltó que lo que sentía su padre era un frenesí emocional y miedo. «Mi papá no creía que fuera un engaño. Sabía que era un virus real», aseguró.

Para el momento de la visita de Spradlin y su familia a Nueva Orleans ya había pasado más de un mes desde el primer caso de coronavirus en EE.UU. No obstante, Mardi Gras continuó según lo planeado. Ahora, funcionarios de la ciudad culpan a la pasividad de Gobierno por el aumento exponencial en los casos que se registraron posteriormente.

Landon Spradlin fue el segundo caso de muerte asociado al virus registrado en Carolina del Sur, luego de que un día antes falleciera una mujer de más de 70 años. En ese entonces, el gobernador del estado, Roy Cooper, extendió sus condolencias y afirmó que ese incidente era «una advertencia severa» de que para algunos el brote era «una enfermedad grave».

Suscribete a nuestra lista de correo!