La Administración de Obras Sanitarias del Estado (OSE) y el Instituto Nacional de Cooperativismo (Inacoop) firmaron un convenio que permite la contratación de cooperativas sociales y laborales. A través de medidas coordinadas se repararán las instalaciones sanitarias internas de las viviendas que se ubican en zonas de vulnerabilidad socio-económica y que registran un alto consumo de agua potable.

El convenio marco, que se firmó el jueves 24, estipula que OSE debe determinar las tareas a realizar y solicitar que Inacoop seleccione y pacte las cooperativas sociales y las cooperativas de trabajo. Se capacitará a los operadores en términos organizativos y en temas específicos y técnicos para cada tarea.

El acto correspondiente a la firma del compromiso estuvo encabezado por el presidente de la OSE, Raúl Montero, y el presidente de Inacoop, Martín Fernández, acompañados por José Luis Falero, subdirector de la Oficina de Planificación y Presupuesto (PPP); La vicepresidenta y secretaria general de OSE, Susana Montaner y Jorge Maeso, respectivamente.

Cerca de 40 cooperativas laborales prestan actualmente servicios a empresas estatales en todo el territorio nacional, y la iniciativa apunta a mejorar su formalidad y eficiencia, según Montero. “Contar con las cooperativas nos permite realizar trabajos de saneamiento y acometidas, labores de mantenimiento y reparación de redes para atender la demanda de la población”, dijo el gerente.

De igual forma, destacó que las cooperativas suelen estar conformadas por vecinos de las zonas donde se necesitan reparaciones, lo que, en su opinión, genera un doble valor, ya que obtendrán trabajo y se brindarán los servicios necesarios para la población.

Por su parte, Fernández calificó el acuerdo como «un hito» y enfatizó la búsqueda de trabajo interinstitucional en el estado. Además, aseguró que intentarán replicar estas medidas con otras organizaciones para ofrecer la experiencia de Inacoop en la creación y formalización de empleo.

Además, dijo que está previsto trabajar en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social, ya que es el organismo que registra, revisa y monitorea las cooperativas sociales. «A partir de hoy se abrirán una serie de oportunidades para quienes confíen en el modelo de colaboración», concluyó.

Al mismo tiempo, Falero destacó la continuidad de esta herramienta, que transforma muchas cooperativas sociales en mano de obra y empleo. «Queremos que este método se repita en todo el estado», dijo.

Compartir en Fevalike