Dos artículos de la Rendición de Cuentas, ya aprobados en Diputados, y la adición de otra iniciativa al proyecto por parte de Cabildo Abierto legalizarían una privatización de la venta de internet y de la infraestructura de Antel para fibra óptica y 5G, avisó en Mejor Hablar el representante frentista en el ente, Daniel Larrosa.

Larrosa puntualizó que hay “una obsesión recurrente del oficialismo, que viene desde la LUC y pasa por el Proyecto de Ley de Medios, de tratar de que, de alguna manera, otros terceros den internet en el hogar, que ahora brinda en exclusividad Antel en base a su inversión millonaria en fibra óptica de 800 millones de dólares.

Señaló que se repite la idea esa de seguir dando este patrimonio público a explotación privada cuando no hay ningún motivo, porque en realidad, además de la inversión que ya se hizo, se tiene una cobertura a nivel de los hogares de encima del 86% con fibra óptica, primeros a nivel mundial; y a partir de esa inversión el Uruguay tiene una de las mejores calidades de internet”, de la que “no hay ninguna queja, más allá de los problemas que está habiendo desde el año pasado, y un breve deterioro de la calidad, pero igual estamos a niveles muy altos”.


Las iniciativas legales “intentan, por lo tanto, de alguna manera privatizar un patrimonio público, esto es una privatización de esta era; hace 30 años era directamente privatizar la empresa Antel, ahora es privatizar los negocios más rentables de la empresa”, resumió Larrosa el nuevo modus operandi.

Otorgar a los cableros del Interior licencias de internet significa materialmente que “se les está dando una prebenda que vale 40 millones de dólares en ganancias anuales, que se las quitan a Antel: 25% de la ganancia que tiene Antel por la venta de internet se privatizaría para solucionar un problema de cambio tecnológico de un sector” que está quedándose sin clientes, que cambian al “streaming” y otros. “Es como cuando desaparecieron los videoclub, como si hubiéramos recurrido a la empresas públicas quitándoles un negocio para salvar a un sector”, sostuvo.

Infraestructura compartida con multinacionales

Por otra parte, la Rendición de Cuentas propone la creación del Fondo Universal de Telecomunicaciones (FUT), el cual asignará fondos públicos al desarrollo de infraestructura compartida en todo el territorio nacional.

“En el caso de los artículos 153 y 154 (actualmente 161 y 162) de la Rendición de Cuentas, estamos ante una situación similar en la cual fondos públicos, que aportan desde el Gobierno Central, financian la creación de nuevas infraestructuras compartidas, que podrán utilizarse para 5G”, advirtió.

“Hasta ahora la infraestructura de Antel es inigualable por las empresas privadas”, pero “en el momento en que se genere este fondo y las infraestructuras empiecen a ser compartidas, el que más va a perder será Antel” al ser el operador “que tiene mayor desarrollo a nivel de Uruguay”.

Comentar

Si te gusto la noticia compártela en tus redes sociales o puedes seguirnos a través de Facebook o Twitter.