Inicio Crisis en Ucrania Policía de Ucrania patrulla calles nocturnas en busca de infractores del toque...

Policía de Ucrania patrulla calles nocturnas en busca de infractores del toque de queda

56
descarga

Cuando cae la noche en la ciudad ucraniana de Kramatorsk, a solo 20 kilómetros de la línea del frente con Rusia, los policías recorren las calles oscuras y vacías en busca de infractores del toque de queda, ladrones y espías.

Las 65.000 personas que quedan en la ciudad industrial del este, que antes de la guerra tenía una población de alrededor de 150.000 habitantes, permanecerán adentro desde las 10 p. m. hasta las 4 a. m.

Sin embargo, la semana pasada, la policía dice que encontró a 33 infractores: siete presuntos observadores de la artillería rusa, cinco saqueadores, y 21 atrapados bebiendo alcohol afuera en el calor del verano.

La línea del frente está justo al noreste, y partes de la ciudad han sido alcanzadas por proyectiles rusos. La policía sabe que debe vigilar los edificios de oficinas y los distritos residenciales bombardeados que ahora están vacíos.

«Hay algunos casos en los que los llamados merodeadores comienzan sus actividades en la ciudad… Roban las pertenencias de las personas, principalmente de las casas que fueron dañadas por los bombardeos de artillería», dijo el oficial de policía Vitalii Gazhitov.

Él y sus colegas también están atentos a las señales de que la gente está tratando de entrar a los edificios administrativos. Dadas las circunstancias, la ciudad no necesita tal crimen, dice.

En un momento se detiene frente a un edificio que ha sido destruido por los proyectiles, pero su luz de mano no descubre nada sospechoso.

Su coche retumba lentamente por calles sin iluminación, pasando por parques y plazas donde la gente podría estar infringiendo la ley.

Un oficial de policía revisa los documentos de un civil durante una patrulla nocturna después del toque de queda, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, en Kramatorsk, Ucrania, el 5 de agosto de 2022.

Afuera de un edificio de apartamentos, encuentran a un hombre sentado en un banco, claramente desgastado.

«No se te permite moverte por las calles durante el toque de queda», le dijo Gazhitov.

«Vivo aquí, en el apartamento 31», respondió el hombre. El incidente termina pacíficamente.

Gazhitov dice que él y sus colegas a veces actúan como un servicio de taxi no oficial.

“Tratamos de asegurarnos de que los ciudadanos cumplan con el toque de queda. Si vemos personas que lo violan, conversamos con ellos y, si es necesario, los llevamos a su lugar de residencia”, dijo.

Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.