La operación “El Tano” se originó en diciembre de 2020 luego de una denuncia anónima que informaba de la comercialización de productos faenados clandestinamente en la localidad de 25 de agosto, departamento de Florida.

Luego de inspecciones realizadas en la vivienda de un hombre de 35 años y en un campamento donde éste se encontraba, la Policía incautó catorce cueros de ovino, carne ovina y bovina, una escopeta, municiones y marihuana.

En junio la Justicia dispuso medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno por 120 días mientras continuaba la investigación.

En las últimas horas, y luego de presentadas las pruebas por parte de los investigadores a la Justicia Letrada de 4to. Turno, se dispuso la condena del hombre como autor penalmente responsable

de un delito continuado de faena clandestina, un delito de tenencia no autorizada de arma de fuego y municiones, y un delito posesión de estupefacientes (marihuana) todos en régimen de reiteración real, por lo que enfrentará una pena de dos años y seis meses de penitenciaría de cumplimiento efectivo con descuento de la medida cautelar impuesta.

Comentar