Cuando allá por marzo el gobierno comenzaba a insistir en la responsabilidad de cada uno de los ciudadanos y que no estaba dispuesto a una cuarenta obligatoria, muchos se creyeron omnipotentes. Efectuaban fiestas clandestinas, se juntaban, se abrazaban, tomaban mate, la marcha gay en Montevideo y reuniones a escondidas, fue el elemento que desencadeno este incendio de contagios en el país.

Lo lamentablemente de todo esto, es que quienes pagan los platos rotos son las personas mayores; nuestros padres, abuelos, personas de la tercera edad en residenciales y que incluso muchos, perdieron la vida.

Pensamos que esta pandemia iba a hacer reflexionar a muchos, pero no cabe ninguna dudas que les importa un bledo todo. A pesar de ello, no son omnipotentes, son unos meros ciudadanos con la mente en el piso y el corazón debajo de la tierra.

Con el análisis de 8.695 pruebas para la detección de COVID-19, este jueves 17 fueron identificados 547 casos nuevos, 357 son de Montevideo, 91 de Canelones, 21 de Rivera, 12 de Florida, 12 de Paysandú, 11 de Maldonado, 10 de Lavalleja, 7 de Cerro Largo, 6 de Durazno, 6 de San José, 4 de Artigas, 3 de Treinta y Tres, 2 de Colonia, 2 de Rocha, 2 de Tacuarembó y 1 de Río Negro. Hay 3.925 casos activos, 44 en cuidados intensivos.

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) reportó tres muertes ese día: un paciente de Artigas, 77, y dos de Montevideo, 64 y 77. En la actualidad, 105 pacientes han muerto a causa de la enfermedad.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo, se han procesado 537. 278 pruebas de COVID-19, que han detectado 11. 436 casos de coronavirus a nivel nacional. Hay 7. 406 personas recuperadas.

Del total de casos, 887 corresponden a personal de salud, hay 658 profesionales recuperados, 226 en tratamiento y 3 fallecidos.

Hasta la fecha, hay casos activos en los 19 departamentos.

Comentar