Escribe Periodista Marieta Salas Saucedo

Con la clara idea de minimizar el trabajo de nuestro equipo periodístico, algunos médicos locales habían señalado que en Salto no había infectados de coronavirus y otros, que se estaba creando una alarma colectiva en torno al caso.

Salto Al Día como hace casi 10 años, lo que intenta es mantener a la ciudadanía y el país informada con objetividad y transparencia pese a que muchos señalan lo contrario. No es nuestra preocupación las tristes opiniones de algunos pocos en las redes sociales si, nos importa el resto de aquellos que día a día nos acompañan con su lectura en Salto y en todo el país.

Que quede claro que nuestra editorial como desde el primer día será la misma y jamás la modificaremos, porque lo que decimos es y la verdad es nuestra justificación.

Pero lo cierto es, que propio Ministerio de Salud Pública confirmó en la tarde de éste viernes 4 casos; 2 en Montevideo y 2 en Salto. ¿Que argumentos tendrá ahora la Dra. Blanco que se prestó al juego de desinformar mintiendo que en la ciudad no habían pacientes con coronavirus?

Varios médicos se han comunicado con nuestra redacción para repetir la palabra «mentira, no es cierto». Triste servilismo tienen muchos de ellos, aliándose con quienes determinan sus sueldos, compensaciones o acomodos, perjudicando de forma notoria la honradez, la inteligencia y la credibilidad de muchos salteños.

¿Que consecuencias tendría esto para Salto?

Pues hasta el momento no se sabría con exactitud que pasaría de aquí y a los próximos días. Ya hay dos personas con la enfermedad que viajaron en un ómnibus de Montevideo a Salto. Lo que se haga a los efectos de avanzar en las investigaciones para determinar si hubo o no más contagios, será responsabilidad de las autoridades que así como ocultaron información, dudamos que hagan algo al respecto.

Con estos fundamentos de algunos médicos, intentando ocultar la enfermedad, demuestran que no solo no están capacitados para la tarea a desempeñar, sino que ahora también, podemos dudar en que los procedimientos que realicen podrán no ser los adecuados y procurarán salvar vidas de aquellos que tengan la enfermedad. Que los argumentos en casos extremos no sea la palabra «no se pudo o presentaba otras patologías».

La verdad de la milanesa es que no hay medicamentos para prevenir  al coronavirus y seguramente, lo tratarán como una gripe más. Vaya control.

Compartir en Fevalike