RS46417 20200521FG 0088 edit cA0oB7z 700w

Científicos y especialistas de todo el mundo centran su atención y estudian el «long covid» o «covid largo», término que se está utilizando a nivel mundial para referirse a las secuelas que puede dejar el COVID-19.

Por norma general, aquellas personas recuperadas que todavía tienen algunos síntomas no revisten gravedad, como la pérdida de olfato y gusto, pero hay casos más delicados que implican otras enfermedades que se pueden desarrollar a raíz de haber tenido COVID-19.

El coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), Rafael Radi, analizó este fenómeno en un taller organizado por la Universidad de la República, instancia pensada para intercambiar y compartir análisis vinculados a la pandemia.

Allí el científico dijo que es probable que unos 3.500 uruguayos tengan secuelas de COVID-19 e incluso habló de las secuelas más graves, aquellas que pueden ser inhabilitantes.

En el intercambio Radi dijo que quería tratar especialmente el tema «postcovid» «long covid» o «covid largo» algo, según dijo el científico, de lo que se habla poco pero requerirá acciones en el mediano plazo.

El covid largo es un conjunto de manifestaciones que permanecen en las personas infectadas más allá de las cuatro semanas de haber sido dado de alta, explicó.

«Las estadísticas internacionales están mostrando que 12 semanas luego del alta médica hay casi un 14% de los individuos que padecen sintomatología que ya no está relacionada con la infección, sino que está relacionado con fenómenos seculares que deja la infección. Ese porcentaje, cuando uno mira las gráficas a 18 semanas, se queda en la zona el 12% e incluye una constelación muy grande de manifestaciones clínicas, de las poco graves a algunas que seguramente tendrán bastante gravedad, en particular en relación a lo que es la función pulmonar», advirtió el especialista.

Radi calculó que, si en el caso de Uruguay 350.000 personas padecieron o están padeciendo la enfermedad, si se siguen las estadísticas internacionales unos 35.000 continuarán con síntomas varios meses después del alta y unos 3.500 los desarrollarán de forma más grave.

«Va a haber un conjunto de compatriotas que hayan superado la infección aguda pero que van a quedar con secuelas. Un número de personas que no va a ser despreciable y que los va a acompañar buena parte de su vida o toda su vida», apuntó.

En base a esta situación «el sistema de salud tendrá que responder», agregó. Precisamente por esto es que a nivel internacional se están montando unidades interdisciplinarias para abordar a los pacientes con covid largo, lo que va a impactar en las certificaciones médicas a futuro, adelantó el científico.

Comentar
uruguayos-recuperados-tendran-secuelas-graves/" data-order-by="social" data-numposts="10" data-width="100%" style="display:block;">