Las autoridades de Rivera se manifestaron preocupados este viernes por el aumento de casos (85) de COVID-19 en el departamento.

La intendenta Alma Galup dijo que existen dos situaciones particulares que explican este incremento: las aglomeraciones en centros religiosos y las fiestas en casas de familia.

“Estamos en un momento difícil de lo que es esta pandemia en Rivera, creo yo que el peor”, sostuvo Galup.

Al respecto, la intendenta dijo que aún no se logró “llamar a la conciencia” a determinados grupos que generan un “desborde” en la situación epidemiológica.

“Los números están creciendo en forma exponencial y hemos estado analizando el camino a seguir”, anunció.

En esa línea, Galup apeló a la “responsabilidad” de riverenses, y en especial los jóvenes, para continuar respetando los protocolos.

Por último, desde la comuna solicitaron a la población no viajar a Santana do Livramento en Brasil.

“No ir para Livramento porque no es un escape, porque Livramento somos nosotros en parte, entonces quiere decir que si actuamos no respetando lo que hay que respetar, no vamos a poder mejorar la situación y esto nos va a perjudicar”, subrayó Galup.

Compartir en Fevalike