El método de diagnóstico acortará el tiempo de espera para los resultados de la prueba COVID-19 y reducirá los costos, dijo el ministro de Salud, Daniel Salinas. El desarrollo estuvo a cargo del Instituto Pasteur de Montevideo y la Universidad de la República. Estarán disponibles en 30 días para ser utilizados inicialmente en los cruces fronterizos y al ingresar a los proveedores de atención médica.

Salinas informó que esta técnica tiene un alto grado de efectividad, comparable a los resultados de la PCR, y permitirá el diagnóstico grupal de las pruebas que garantiza un aumento en la capacidad de evaluación.

Asimismo, el tiempo de espera se reducirá a 45 minutos, especialmente en lugares donde la velocidad es importante, como las fronteras, donde se movilizaron 8.455 personas y hubo 43 casos de COVID -19 solo entre el 23 de julio y el 22 de agosto. De esta manera, un camionero que llega enfermo a Uruguay simplemente pedirá relevo en su cargo en cuanto reciba el resultado, dijo el ministro a modo de ejemplo.

Las pruebas también estarán disponibles para personas que ingresen a proveedores de atención médica públicos y privados en Montevideo, Canelones y ciudades en la frontera brasileña. En estos casos, también se acortarán los tiempos de espera, principalmente para los pacientes con necesidad urgente de cirugía, dijo el mandatario.

Es una técnica menos compleja que la PCR, por lo que los resultados se pueden procesar en los laboratorios de los proveedores de atención médica públicos y privados y demorar al menos dos horas. Actualmente hay 26 centros de diagnóstico por PCR para COVID-19, pero no en todos los departamentos.

Para Salinas es importante que se pueda utilizar a nivel nacional y así promover la descentralización. «Con esta técnica, los centros de diagnóstico de COVID-19 pueden existir en todos los departamentos», dijo.

Compartir en Fevalike