Este viernes autoridades de gobierno inauguraron una sede del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) dentro del ex-Comcar.

El ministro Pablo Bartol explicó que en un principio trabajarán cinco funcionarios de la cartera, entre los que habrá psicólogos.

El objetivo es que puedan tener reuniones con los reclusos previo a su salida de la cárcel para trabajar la “generación de vínculos”.

“La oficina va a estar dentro del Comcar con lo cual van a trabajar seis meses antes de que la persona sea liberada y eso nos va a permitir restablecer los vínculos con vecinos, amigos o familia para que alguien los esté esperando y no terminen en situación de calle”, detalló Bartol.

El jerarca también señaló que las charlas se enfocarán en la búsqueda laboral posterior para que los reclusos logren reinsertarse en la sociedad.

Compartir en Fevalike