Inicio África Según informes, decenas de muertos en ataque del Estado Islámico en Malí

Según informes, decenas de muertos en ataque del Estado Islámico en Malí

19
descarga

Decenas de civiles murieron esta semana en una ciudad del norte de Malí atacada por yihadistas afiliados al grupo Estado Islámico, dijo el viernes a la AFP un funcionario electo local y líder de un grupo armado.

Fue la primera vez que la ciudad de Talataye, a unos 150 kilómetros (90 millas) de la ciudad de Gao, ha sido atacada a tal escala por el Estado Islámico en el Gran Sahara (ISGS).

El martes, los yihadistas libraron una feroz batalla con rivales del Grupo de Apoyo para el Islam y los Musulmanes (GSIM), afiliado a Al Qaeda, y otros grupos armados, incluido el Movimiento para la Salvación de Azawad (MSA), dominado por los tuareg, personas familiarizadas con los hechos dijeron a la AFP.

Los combatientes del ISGS, que emergieron de la selva en motocicletas, tomaron el control de la ciudad el martes por la noche después de más de tres horas de combates, según supo la AFP a principios de esta semana.

La situación sobre el terreno sigue sin estar clara, ya que es difícil obtener información en la peligrosa y remota zona del Sahel, en gran parte aislada de las redes de comunicación.

Otras Noticias
El presidente de Costa de Marfil indulta al predecesor Gbagbo para impulsar la 'cohesión social'

El número de muertos también varía según las diferentes cuentas.

Un funcionario local dijo que habían muerto 45 civiles, mientras que un líder del MSA calculó el número de muertos civiles en 30. Ambos hablaron con la AFP bajo condición de anonimato y agregaron que las casas y el mercado habían sido incendiados.

Un trabajador humanitario internacional en la región dijo que habían muerto «varias docenas» de civiles.

No está claro si los civiles fueron asesinados deliberadamente o atrapados en fuego cruzado.

Tanto el político local como el líder de la MSA dijeron que hubo al menos una retirada parcial de los combatientes del ISGS desde el martes.

Los combatientes de MSA ingresaron a la ciudad el jueves, dijo el grupo. Dice que ahora controla una parte del área mientras que el GSIM controla otra parte.

Los combatientes de la MSA han «recopilado información y cuerpos», agregó.

«Lo que realmente nos preocupa es la situación humanitaria: la gente tiene que valerse por sí misma», dijo el político local.

Una asociación de mujeres de la zona, pero con sede en Gao, lanzó el viernes un «llamado urgente» para «venir en ayuda de la población maltratada».

Otras Noticias
Zimbabue culpa del aumento del sarampión a las reuniones de la secta después de la muerte de 80 niños

Atrapado en el fuego cruzado

Talataye, una aglomeración de aldeas, se encuentra en el corazón de las áreas de influencia en competencia, y los enfrentamientos son frecuentes. Tenía unos 13.000 habitantes en 2009, fecha del último censo en Malí.

El área está habitada principalmente por nómadas Tuareg Dahoussahak, con pocos centros urbanos y una población escasa.

Se dice que el GSIM es influyente allí.

Allí también tienen su sede otros grupos armados compuestos principalmente por combatientes del MSA que firmaron un acuerdo de paz en 2015.

Las regiones de Gao y Menaka, al este, han sufrido durante meses luchas internas entre grupos yihadistas, así como violencia entre yihadistas y otros grupos armados.

El Estado tiene una presencia muy débil y los civiles, en su mayoría nómadas que viven en campamentos dispersos por el desierto, se encuentran frecuentemente atrapados en el fuego cruzado.

Los yihadistas atacan a los civiles, a menudo bajo sospecha de estar del lado del enemigo.

Cientos de civiles han muerto y decenas de miles han sido desplazados.

El gobierno de Malí dijo el martes que había llevado a cabo una «ofensiva de reconocimiento» de Talataye desde el aire.

Otras Noticias
El ejército somalí dice que la ofensiva recupera 20 aldeas de los militantes

El jefe de comunicaciones del ejército, el coronel Souleymane Dembele, dijo el viernes a la prensa maliense que la ocupación de Talataye por parte de los yihadistas del ISGS era una «noticia falsa».

ISGS, formado tras una escisión con otros grupos yihadistas en 2015, ha florecido en los últimos años en la zona fronteriza entre Malí, Burkina Faso y Níger.

Recluta principalmente de comunidades nómadas históricamente marginadas y es responsable de numerosas masacres de civiles, en particular en Seytenga, Burkina Faso, donde 86 civiles fueron asesinados en junio.

Malí, uno de los países más pobres del mundo, sin salida al mar, ha estado luchando contra las insurgencias separatistas y yihadistas desde 2012.

Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.