El material radiactivo hurtado el sábado en Montevideo en la zona de Punta Gorda, en las inmediaciones de Palmas y Ombúes esquina General José María Paz, es utilizado en diagnóstico y tratamiento en Medicina Nuclear.

Se trata de un frasco de vidrio conteniendo un pequeño volumen líquido de iodo 131. Este frasco se encuentra en un contenedor de plomo y éste a su vez en un recipiente de metal cerrado herméticamente. Está debidamente señalizado con el símbolo y la palabra Radiactivo y el envase cumple con las Normas de Transporte.

El otro material, que también cumple con estas normas, se encuentra además en un recipiente plástico similar al que se ha mostrado en las diferentes publicaciones que han circulado en los distintos medios. Este segundo material, que es un generador de Tecnesio, es un dispositivo de plomo que tiene adosada una pequeña columna similar a un tubo que contiene el material radiactivo.

Además se aclara que la población en general no va a estar expuesta a ningún peligro. Quien puede llegar a ser afectada es la persona que abra y manipule el material.

Por ese motivo se exhorta a la población a comunicar a las autoridades toda presencia de un recipiente que cumpla con las características mencionadas y que por tanto resulte sospechoso.