La tormenta que azotó el lunes el noreste y el este del país provocó daños en el hipódromo de Melo y causó heridas a varios caballos.

Antonio Castro, periodista de Turf, informó que los animales fueron reubicados y que la Dirección General de Casinos adelantó un juego de dinero para reparar el daño estructural.

Los animales fueron reubicados y ya juntan dinero para la reparación de caballerizas y establos.

Según la directora del Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET) Madelaine Renon, en Melo se registraron ráfagas de viento de 120 kilómetros por hora.

Compartir en Fevalike