Nilsa González trabaja desde hace 46 años en la puerta del zoológico de la ciudad de Salto como vendedora ambulante vendiendo golosinas y demás a niños y familias enteras, a las cuales a ha conocido a lo largo de los años.

Nilsa, no solo atraviesa una enorme carencia económica como consecuencia de la pandemia, sino se le debe sumar el cierre de ese centro por decisión del actual intendente para la creación de un parque temático para que sea un espacio educativo para las nuevas generaciones -las que, según dijo, «no comulgan con que los animales sean encerrados»-.

Por otro lado, debe afrontar los cargos de los servicios púbicos que éste mes, deberá hacer frente a más de 9 mil pesos de luz ya que no ha podido cumplir con facturas anteriores ante la delicada situación que atraviesa.

180203168 1916497118509462 8285554273339010111 n

Nilsa al igual que muchos periodistas independientes y otros rubros, no fueron contemplados por el gobierno y las consecuencias económicas, deberán afrontarlas sin ayuda.

En su cuenta de Facebook, Nilsa expresó su preocupación y a la vez, dejó en claro que es una trabajadora sin «trabajo».

«Muy triste DIA DE LOS TRABAJADORES PARA QUIENES ESTAN SIN TRABAJO 46 años trabaje en la puerta del zoo vendiendo golosinas a 3 generaciones de niños y ahora cerrado y ayer me llego esta FACTURA SIN TRABAJAR VENGO ATRASADA 9671 PESOS. SOY UNA TRABAJADORA MAS SIN TRABAJO Y LLENA DE DEUDAS PERO MI SALUDO EN ESTE DIA VA PARA QUIEN SI TIENE TRABAJO».

Comentar