La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, defendió el martes los planes de un alza de los impuestos corporativos por 2,2 billones de dólares y dijo ante la Cámara de Comercio de Estados Unidos que las propuestas mejorarán la rentabilidad y la competitividad de las empresas en la nación.

Yellen sostuvo en un evento virtual que las inversiones en infraestructura del «Plan de Empleo» tendrían un beneficio directo para los estadounidenses, crearían puestos de trabajo y «devolverían la tasa impositiva de las empresas a las normas históricas».

«Confiamos en que las inversiones y las propuestas fiscales del Plan de Empleo aumentarán la rentabilidad neta de nuestras empresas y mejorarán su competitividad global. Esperamos que los líderes empresariales lo vean así y apoyen el Plan de Empleo», señaló la funcionaria.

Yellen está llevando su propuesta de los planes de impuestos y gastos de Biden directamente a una organización que se opone profundamente a aumentar la tasa del impuesto corporativo, que fue reducida al 21% del 35% por la administración Trump y los republicanos en el Congreso en 2017.

La propuesta de Biden va mucho más allá de la infraestructura tradicional, como carreteras y puentes, y propone invertir en redes de banda ancha, investigación y desarrollo, escuelas modernizadas y ampliar el cuidado infantil para atraer a más mujeres a la fuerza laboral.

Yellen dijo que el paquete «compensará el tiempo perdido» en la inversión en tecnologías de energía renovable y la protección contra las amenazas cibernéticas.

«La transición a una economía más verde proporcionará un impulso de varias décadas a la economía, creando puestos de trabajo en el camino a medida que el sector privado participa en el desarrollo de nuevas tecnologías, nuevas inversiones y los nuevos productos que impulsarán la transformación económica global», dijo Yellen.

Comentar