Según publica Diario el País. Lucía Topolansky brindó una charla este viernes en el Club Ferro Carril en la que fue su última actividad en Salto. Allí hizo un repaso de la gestión del gobierno del Frente Amplio e instó a que en vísperas de la campaña electoral difundan los logros del gobierno.

“Son cosas que no podemos dominar y son producto de la cultura donde estamos”, dijo. En relación a esto mencionó la aparición de “personajes” como Juan Sartori y Edgardo Novick. En relación al líder del Partido de la Gente aseveró “que se viene cayendo” pero que  “tiene mucho menos plata que el otro”.

Por otra parte, también se refirió a Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto y ex comandante en jefe del Ejército: “Es una novedad porque es un candidato militar que no había ocurrido en el Uruguay. Estuvo el caso de (Óscar) Gestido, pero era un militar recontra retirado. Este terminó y al otro día ya estaba”.

En materia de la salud pública, Topolansky recordó que se ha dicho que el Fonasa es una “reforma cara”. “Es cara porque se está tratando de brindar un servicio mejor, no puede ser una reforma barata, hay que hacer una reforma como debe ser porque la tecnología es cara y queremos lo mejor para nuestra gente y porque los laboratorios son bastante mafiosos y a veces cobran un medicamento porque es nuevo que es un disparate. Ustedes habrán visto a veces esa discusiones que se dan en la prensa por el Fondo Nacional de Recursos, hemos chequeado y no están incorporados en la lista uruguaya o totalmente chequeado pero lo convencen al paciente a que reclame y en vez de derivar recursos a otras cosas igualmente la persona a los quince días igual se murió”, señaló sobre las críticas y juicios que se entablan al Estado por el suministros de medicamentos de alto costo.

Respecto a la vivienda adelantó que “en el próximo” gobierno se deberá “resolver” esta problemática y dijo que uno de los puntos a tratar en este terreno será el del avance tecnológico para construir con técnicas más avanzadas y más veloces que las tradicionales y refirió que no salen “porquerías” de esas construcciones: “Lo que pasa que los arquitectos se ponen mimosos con los proyectos y los diseños. Nosotros tenemos que bajar el déficit de viviendas e ir por caminos industriales, no tenemos otra”, planteó.

Topolansky reconoció que uno de los motivos de la marginalidad en el Uruguay es la vivienda: “Parece que no, pero la tranquilidad que da tener un techo, que no se llueva, hace una diferencia abismal y no es lo mismo que un niño nazca en una casa precaria que una casa de buena infraestructura”.

Con relación a propuestas de precandidatos de la oposición sobre recortes en el gasto del Estado, defendió el número actual de funcionarios públicos y dijo que son necesarios “aunque a veces tenemos que respirarles en la nuca para que sean eficientes”.

“No están sobrando en el Uruguay y cualquiera que diga que los va a reducir va a pasar lo mismo que en el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti donde se cerró el ingreso al Estado por la puerta, pero los que ingresaron por la banderola, por la ventana, por la chimenea, por contrato de obra… Después cuando se entraba a una sala de un hospital y había cuatro enfermeros cada uno contratado por una modalidad distinta, ganando una plata distinta y nosotros tuvimos que arreglar ese caos”, dijo Topolansky.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí