Un jugador del Club Cordón falleció de muerte súbita durante un entrenamiento este martes. Juan Pablo Moreno tenía 16 años y jugaba en la categoría cadetes en la que compiten adolescentes nacidos en los años 2003 y 2004.

El joven, que había comenzado a jugar en Cordón a comienzos del año pasado, participaba de una práctica junto a sus compañeros cuando, en determinado momento, se desvaneció.

Personal del club llamó de inmediato a una ambulancia que llegó en pocos minutos, lo reanimaron y lo trasladaron a una mutualista, pero finalmente el joven deportista falleció.

Cordón dio cuenta del triste episodio en sus redes sociales y a raíz de lo ocurrido se suspendieron los partidos que tenían que disputarse en el marco del Torneo Metropolitano de Básquetbol.

En el pasado mes de febrero, Leandro Paz, otro joven basquetbolista del Club Sparta de Minas, falleció mientras entrenaba con su equipo y en setiembre del año pasado falleció Agustín Martínez, de 17 años, jugador de fútbol de Boston River mientras disputaba un partido de cuarta división.

Ante esta tragedia, el doctor Luis Alberto Castillo, actual presidente de Defensor Sporting, indicó en entrevista con Canal 4 que las medidas no se toman “con la profundidad que debieran”.

“Está claro que no es una experiencia uruguaya, en el mundo hay una historia de muchachos jóvenes que sometidos a ejercicios físicos intensos, debido a una cardiopatía congénita fallecen, y esas cardiopatías pueden ser detectadas por exámenes no agresivos», explicó el médico.

No obstante, denunció que si bien hay disposición de hacerlos, «claramente no se está cumpliendo».

«La ficha médica es muy light, mantenemos la tradición de una ficha médica de hace muchísimos años y en realidad para el deportista joven es muy importante hacer unos pasos más y que quienes estudien electrocardiogramas sean expertos y se tomen los tiempos adecuados porque a veces miras 15 y son todos normales y hay uno que le va la vida», concluyó.

Compartir en Fevalike