Trágico final de Valentina: un vecino confesó el crimen

0
26
loading...

Nunca antes en la ciudad de Rivera se había producido una ola de indignación y rabia como en la jornada de ayer, después de que se encontrara el cuerpo de Valentina, la niña de 9 años que era buscada desde el pasado domingo. Se confirmó que fue asesinada.

Cientos de personas airadas se concentraron en los alrededores de la Plaza Artigas, donde están las sedes del Centro de Justicia y la Jefatura de Policía, clamando “Justicia” por Johana Valentina Walter. Su cadáver fue descubierto poco antes del mediodía en el fondo de un barranco, de difícil acceso, a cinco cuadras de su casa en el barrio La Pedrera.

Un equipo de Subrayado captó el momento en que era detenido el hombre. Foto: Captura Subrayado
Decenas de los manifestantes que se agolpaban ayer ante la sede policial habían participado durante más de dos días de la intensa búsqueda de la menor desaparecida, junto a efectivos de Policía, Bomberos y perros rastreadores, a los que se había unido el Ejército.

La versión de un vecino, que dijo haber visto a la niña el día de su desaparición, pero luego dio testimonios contradictorios, hizo sospechar a la Policía y la familia. Este vecino era uno de los “voluntarios” que participaba en las tareas de búsqueda de la menor.

Ayer, en medio de especulaciones de la población y del silencio de las autoridades, las redes sociales estallaron pidiendo su identificación. Circularon nombres y fotos del presunto culpable, pero no había confirmación por parte de la Policía.

El presunto homicida, que fue interrogado durante toda la jornada y, al parecer, admitió haber cometido el crimen, fue detenido en horas de la mañana. Un equipo de Subrayado, presente en el lugar, mostró imágenes del momento en que lo llevaban detenido.

Los policías tuvieron que sacar al hombre del lugar para evitar que se cruzara con la familia de la pequeña. El hallazgo del cuerpo y la confesión corrieron como un reguero de pólvora por las calles de Rivera.

En poco rato se organizó una manifestación. Las primeras decenas de vecinos indignados llegaron poco después del mediodía a los alrededores de la Jefatura, donde permanecía detenido el hombre.

Al grito de “Valentina, Valentina”, los manifestantes exigieron a la Policía que entregara al sospechoso. Efectivos de la Guardia Republicana, que se encontraban en la zona para colaborar con la búsqueda de la niña, frenaron a los manifestantes colocando un vallado.

El País

loading...

Dejar respuesta



Please enter your comment!
Please enter your name here