Escribe Vera Reynoso Aponte

El brote de coronavirus Covid-19 ha causado 508 nuevos casos confirmados y 71 fallecimientos más en China a lo largo de la jornada del lunes, de acuerdo con lo que han informado las autoridades sanitarias del país. Estas cifras suponen un aumento del 24% en los nuevos casos con respecto al día anterior, aunque la buena noticia es que se rebaja en más de un 52% el número de muertes registradas en comparación con el domingo. El acumulado de defunciones hasta el momento en China se sitúa en 2.663 y el de casos confirmados, en 77.658, según el último balance ofrecido por la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado hasta la pasada medianoche.

«Los casos graves en Wuhan han disminuido de forma notable en los últimos tres días», ha explicado este martes Mi Feng, portavoz del Ministerio de Seguridad chino, en una rueda de prensa celebrada en Pekín. Mientras que el impacto de la enfermedad parece remitir, la carrera por desarrollar una vacuna para la neumonía ya ha empezado. La farmacéutica estadounidense Moderna Inc. envió este lunes un primer lote de su vacuna experimental, por lo que serán investigadores estadounidenses quienes efectúen las primeras pruebas en seres humanos. A su vez, China ha dado luz verde a tres patentes del fármaco antiviral en investigación de la compañía farmacéutica Gilead.

En territorio español, el departamento de Salud de la Generalitat ha confirmado este martes el primer caso positivo de coronavirus en Cataluña, el primero también en la Península y el cuarto en España. Se trata de una mujer de 32 años con residencia en Barcelona y de nacionalidad italiana que estuvo entre los días 20 y 22 de febrero en la zona de Bérgamo y Milán, y que contactó en la noche de ayer con el Hospital Clinic de Barcelona, tal y como ha explicado Joan Guix, el secretario de Salud Pública, en una rueda de prensa emitida esta tarde. Sanidad estudia actualmente en todo el país un total de diez casos sospechosos de la neumonía asociada al Covid-19 tras activar los protocolos pertinentes en Toledo, Madrid, Albacete, Ciudad Real, Valencia, Castellón, Segovia y Cádiz.

Ante el segundo positivo detectado en España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido «tranquilidad» y «confianza» en el sistema de salud pública, «sobresaliente» en la gestión de este tipo de crisis, en palabras del mandatario del PSOE. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, convocó este lunes de manera extraordinaria para un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) en el que, con la presencia de todos los consejeros de las comunidades autónomas de España, se analizarán y acordarán nuevas medidas preventivas contra el coronavirus. En su comparecencia ante los medios tras la reunión de evaluación y seguimiento del virus, Illa ha manifestado que Sanidad quiere estar «preparada para cualquier eventualidad» que pueda surgir con respecto a la epidemia. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conducirá este martes una Comisión Interministerial en el Palacio de la Moncloa tras el tercer positivo de la neumonía originada en Wuhan que se da en territorio español.

Por su parte, las autoridades italianas han registrado este martes el primer caso de coronavirus en el sur del país en una mujer nacida en Bérgamo, al nordeste de Milán, que estaba de vacaciones en Palermo (Sicilia). El presidente de la región de Sicilia, Nello Musumeci, ha confirmado en una nota que la mujer llegó a Palermo «antes de que comenzara la emergencia (del coronavirus) en Lombardía». Se encontraba en Sicilia con un grupo de amigas y había mostrado síntomas similares a los del coronavirus.

El Parlamento Europeo ha pedido a su personal, como medida de precaución, que se quede en casa y solicite la opción de trabajar desde allí si ha viajado en los últimos catorce días a las regiones del norte de Italia en las que se han registrado casos de coronavirus, así como a China, Singapur o Corea del Sur.

La Consejería de Salud de Murcia ha investigado este martes tres nuevos casos sospechosos de Covid-19. Los pacientes se encontraban aislados en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, siguiendo el protocolo establecido, según han confirmado fuentes de dicho departamento. Sin embargo, horas después, Salud ha anunciado que han dado negativo en el test. A su vez, la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha confirmado también que se estudian dos posibles casos de coronavirus en Valencia y Castellón por dos hombres que han estado recientemente en Milán.

Por otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha declarado que se están investigando en estos momentos cinco posibles casos: tres en Toledo y los dos restantes en Albacete y Ciudad Real. El centro Nacional de Microbiología será el encargado de analizar las muestras de los pacientes aislados para determinar si han contraído la enfermedad. En Andalucía, concretamente en Cádiz, hay un paciente posiblemente infectado en el Hospital Universitario de Puerto Real (Cádiz), mientras que en Segovia se ha abierto otro caso de estudio por un joven que presenta síntomas respiratorios y que ha viajado al país transalpino hace poco.

El último caso sospechoso de coronavirus que ha dado negativo es el que se estaba investigando en Valladolid, donde tras los análisis practicados al paciente se ha descartado que padezca Covid-19. Asimismo, las sospechas se han disipado en Málaga, Navarra, Salamanca y Ávila.

La aparición de una nueva epidemia que podría desembocar en una «potencial pandemia» a juicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) está poniendo a los países de todo el mundo en un brete por la necesidad de crear más protocolos de actuación para evitar la expansión del coronavirus. Por ello, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha anunciado que el Gobierno va a implementar una serie de medidas preventinas para que, en caso de surgir un brote en España, se «tengan todas las garantías» a la hora de informar a hoteleros, aeropuertos y zonas con afluencia masiva de visitantes.

Casi 300 casos en Italia

A día de hoy, preocupa sobre manera la situación en Italia, donde ya se han confirmado siete víctimas mortales y 283 casos, concentrados en su mayoría en las regiones de Lombardía, Véneto, Emilia Romaña y Piamonte. Este lunes el Gobierno italiano reportó la muerte de un hombre de 84 años de edad que estaba ingresado en un hospital de Bérgamo, así como la defunción de otros dos octogenarios residentes en Caselle Lanne y Milán, respectivamente.

Según el diario ‘Il Corriere della Sera’, una de las últimas víctimas identificada es un hombre de más de 80 años que había sido ingresado el pasado jueves por un infarto en el hospital de Milán en el que se confirmó el primer caso de la enfermedad en Italia. Posteriormente, se ha confirmado el fallecimiento de un hombre de 62 años que también presentaba dolencias previa, mientras que en España un médico italiano ha dado positivo en Santa Cruz de Tenerife este lunes, convirtiéndose en el tercer caso de Covid-19 registrado dentro del territorio español. Su mujer también se encuentra contagiada.

Asimismo, se ha podido corroborar que la mujer turista también está infectada, de acuerdo con los resultados que ha arrojado el primer análisis realizado a la paciente, que se encuentra aislada desde la noche de este lunes en el mismo centro hospitalario que su marido, el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. Aunque en un principio no presentaba ningún síntoma, se le ha practicado la prueba y ha dado positivo.

Tras la detección de estos dos contagio en Tenerife, los huéspedes del hotel donde se hospedaban los turistas se encuentran en cuarentena preventiva hasta nuevo aviso. Así, en las inmediaciones del H10 Costa Adeje Palace de Tenerife se ha aislado a unas mil personas, bajo custodia de la Policía Nacional, ante la posibilidad de que se haya propagado el virus.

Italia se ha convertido en el segundo foco de la epidemia más preocupante fuera de China y por detrás de Corea del Sur. «El número de contagios está aumentando», explicó este lunes el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana, en declaraciones a la cadena de radio RTL. Aun así, el líder de Lombardía se ha mostrado «convencido» de que las medidas adoptadas en el país permitirán «frenar el número de contagios. «Creo que con estas medidas comenzará a reducirse la difusión del virus en el espacio de unos días», ha indicado Fontana. De los siete fallecimientos que se han producido a día de hoy en el país transalpino, seis de ellos han tenido lugar en Lombardía, la región más afectada con 212 casos, y uno en Véneto, donde se han dado 38 casos.

El brote de coronavirus en el país transalpino forzó a las autoridades de Venecia a cancelar las dos últimas jornadas de las celebraciones de Carnaval, con la prohibición de todos los eventos programados desde la noche del domingo hasta el 1 de marzo, una medida que también afectará a las celebraciones deportivas que se iban a llevar a cabo en las regiones del norte del país. Las universidades de Lombardía y Véneto han cerrado sus puertas a causa de la presencia del virus, así como el acceso a servicios públicos esenciales y negocios para la compra de necesidades básicas ha quedado «sujeto al uso de equipo de protección personal».

La histeria colectiva en el norte del país ha ocasionado que se formen grandes colas en supermercados de las onces localidades aisladas para hacerse con agua o productos de larga conservación como la pasta, así como también se han adquirido de forma masiva artículos como mascarillas, jabones desinfectantes, lejía, toallitas húmedas o guantes de latex. Por ello, el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, ha tenido que recordar que no hay ningún tipo de restricción de apertura de los comercios ni problemas en el aprovisionamiento de productos de higiene.

El Gobierno italiano intenta todavía esclarecer cuál ha sido la ruta exacta que ha seguido el virus hasta llegar al país. Lo que se sabe hasta el momento indica que los primeros seis casos del coronavirus están ligados con un hombre de 38 años de Codogno, en la provincia de Lodi, que se encuentra hospitalizado en estado grave y al que se considera el «paciente uno» de la enfermedad en Italia. El hombre podría haberse contagiado tras cenar con un amigo que había llegado de China el pasado 21 de enero, infectando supuestamente después a su mujer, embarazada de ocho meses; a un amigo con el que salía a correr y al padre de este último, según el esquema que han podido reconstruir en la región de Lombardía.

Ante el brote del virus en el país transalpino, la dirección de la aerolínea de bajo coste Ryanair se ha reunido este lunes para decidir si mantiene sus vuelos a Italia u opta por cancelarlos teniendo en cuenta que el norte de Italia está paralizado por el coronavirus Covid-19. No obstante, en la página web de la compañía se advierte de que, hasta la fecha, todos los vuelos de Ryanair operan con normalidad. Por su parte, Iberia ha informado también de que sus trayectos se mantienen con normalidad hasta el momento.

La excepción la ha marcado la aerolínea búlgara Bulgaria Air al cancelar hasta el 27 de marzo todos sus vuelos a la ciudad italiana de Milán debido a la propagación del coronavirus en el norte de Italia. Los pasajeros que tienen ya billete para ese periodo pueden solicitar el reintegro del dinero o un cambio gratuito de las fechas de los vuelos, informaron fuentes de la aerolínea estatal.

En la zona más afectada del gigante asiático, se ha descartado por el momento levantar la cuarentena impuesta a sus residentes, en contraposición con lo que se había anunciado previamente en un comunicado emitido este lunes. Según informaron las autoridades de la ciudad en un primer momento en una nota difundida por la red social Sina Weibo, equivalente chino de Twitter, de la que se hicieron eco medios como ‘Global Times’, la ciudad iba a relajar la cuarentena iniciada hace más de un mes entre residentes que no estuvieran bajo observación médica o en aislamiento, un anuncio que ha quedado «invalidado» en un segundo comunicado, en el que no se daban más explicaciones al respecto. Según ‘Global Times’, el primer anuncio fue publicado antes de recibir la «aprobación final» de la oficina al mando del control de la epidemia, y de ahí su invalidación.

En los últimos días, las autoridades médicas de Wuhan comenzaron a llamar a pacientes de coronavirus que originalmente habían recibido el alta tras constatar nuevos casos positivos entre ellos, lo que invita a pensar que el período de incubación del virus podría ser más largo del que se suponía o bien que estos pacientes todavía son portadores de una versión extremadamente debilitada de la infección. Por ejemplo, un paciente que recibió el alta médica en la localidad de Chengdu el 10 de febrero fue hospitalizado de nuevo casi diez días después, al dar positivo durante un nuevo chequeo.

El mayor reto que presenta la enfermedad en China pasa por la confirmación de un caso de transmisión asintomática del coronavirus, la primera evidencia de que un paciente de coronavirus puede propagar el virus sin mostrar síntomas. Investigadores chinos han descubierto que una mujer de Wuhan, epicentro de la infección, de tan solo 20 años de edad, contagió a cinco de familiares sin padecer ningún tipo de síntoma de neumonía, algo que podría dificultar aún más la detención de la epidemia.

Positivo en Tenerife

Un médico italiano que se encontraba de turismo en el sur de la isla de Tenerife ha dado positivo por coronavirus tras realizarle las pruebas correspondientes en el laboratorio de microbiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en dicha isla, según han confirmado fuentes del Gobierno regional a Europa Press. El turista, un doctor procedente de la zona afectada de Italia por el coronavirus, comenzó a sentirse mal y fue a la Clínica Quirón del sur de Tenerife, donde permanece hospitalizado y aislado después de haber dado positivo en las pruebas realizadas.

El propio presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, informó a través de su cuenta oficial de Twitter de la activación del protocolo correspondiente para hacer frente a la enfermedad. El paciente será sometido a un segundo análisis en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, tal y como establece el protocolo para estos casos.

Alerta máxima en Corea del Sur

Corea del Sur se ha convertido en el segundo lugar más afectado por el coronavirus después de China con casi 1.000 contagios y diez muertos. Las autoridades decretaron este domingo la «alerta roja» por crisis vírica ya que en la ciudad de Daegu, principal foco de infección, crece la intranquilidad. «El incidente del Covid-19 está en un punto de inflexión grave, y el gran momento va a llegar de aquí a unos días», anunció este domingo el presidente surcoreano, Moon Jae In, por la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) ha explicado que los dos mayores grupos de infecciones registrados en el país se han producido en una comunidad cristiana en la ciudad de Daegu, al suroeste de Corea del Sur, y en un hospital en la comarca adyacente de Cheongdo, donde en los últimos días sigue propagándose el virus.

Asimismo, Irán se ha convertido también en otro de los focos preocupantes de la infección. Al menos 15 personas han muerto por coronavirus, convirtiendo al país persa en el peor foco de letalidad de la enfermedad fuera del gigante asiático. En total, las autoridades iraníes han reportado 95 casos de contagio, por lo que países como Jordania, Pakistán, Turquía o Irak han tomado medidas en sus fronteras para evitar la trasmisión de la enfermedad dentro de su territorio, prohibiendo la entrada de personas procedentes de Irán o cerrando sus fronteras.

Mientras que el Gobierno cifraba en 12 personas los fallecidos en el país persa por la enfermedad, un diputado de la localidad de Qom, donde se han detectado múltiples contagios, sostenía que el balance de defunciones a causa de la epidemia era mucho mayor y que las autoridades estaban ocultado la cifra real de fallecimientos, algo que el Ministerio de Salud iraní ha negado.

El brote de coronavirus Covid-19 en Irán afecta ya al propio Ministerio de Sanidad del país, ya que este martes se ha podido saber que el viceministro de Sanidad, Iraj Haririshi, se encuentra entre los contagiados, según lo que ha anunciado él mismo en un vído remitido a los medios oficiales del país persa.

Una mujer se protege del coronavirus en Irán con una mascarilla protectora (EFE)
Una mujer se protege del coronavirus en Irán con una mascarilla protectora (EFE)

Teniendo en cuenta este escenario, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que «se acaba el tiempo» para evitar la propagación mundial del coronavirus. El director general de la organización, Tedros Adhanom, mostró su preocupación este fin de semana por la aparición de nuevos casos sin vínculo claro con China, por lo que pidió a la comunidad internacional actuar «rápido» para frenar la propagación del virus, de acuerdo con un comunicado difundido por la OMS. «Aunque el número total de casos fuera de China sigue siendo relativamente bajo, estamos preocupados por la cantidad de casos sin vínculo epidemiológico claro, como los antecedentes de viaje o los contactos con un caso confirmado», declaró Tedros Adhanom.

«El tiempo se está acabando, por eso pedimos a la comunidad internacional que actúe rápidamente, incluido en temas de financiación. No es lo que estamos viendo», sentenció el director de la OMS, que cree que el brote «podría ir en cualquier dirección» y señala a los países «con redes sanitarias más débiles» como focos de preocupación principal. Además, la Unión Europea (UE) ha recordado este martes que las naciones tienen que trabajar unidas si quieren frenar el avance mundial de la epidemia, tal y como ha recalcado Stella Kyriakides, la Comisaria Europea de Salud y Seguridad Alimentaria.

En Estados Unidos, donde ya son 35 los infectados tras el positivo que dieron 18 ciudadanos al ser repatridos del crucero Diamond Princess, la Administración de Donald Trump plantea solicitar al Congreso una partida de gastos extraordinaria de aproximadamente mil millones de euros para dar respuesta a la emergencia sanitaria que se pueda generar a raíz de los casos detectados en el país y financiar un plan que ponga coto a la enfermedad.

Así se comporta el Covid-19

China asegura que se está avanzando en la investigación sobre medicamentos y terapias para luchar contra la enfermedad, ya que se ha observado que la terapia plasmática de donantes ha resultado ser efectiva en casos graves, tal y como ha explicó Xu Nanping, viceministro de Ciencia y Tecnología, en una rueda de prensa en Pekín ofrecida el viernes. Más de 100 pacientes que se han recuperado del nuevo virus han donado plasma, con lo que se puede preparar productos terapéuticos para tratar a más de 200 pacientes con síntomas graves y críticos. Por este motivo, el país hizo un llamamiento a los pacientes recuperados para que vayan a donar sangre con el objetivo de aplicar esta terapia aún a más pacientes con síntomas graves y críticos, así como a pacientes con inicio rápido de Covid-19.

El pasado miércoles, 19 de febrero, se conoció que un grupo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin y de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU habían creado el primer mapa a escala atómica en 3D de la parte del nuevo coronavirus que se adhiere e infecta a las células humanas, conocido como proteína ‘espiga’. Este nuevo avance en la investigación podría ser esencial para que los investigadores de todo el mundo puedan desarrollar vacunas y medicamentos antivirales que combatan el virus, y de hecho, el propio equipo que ha llevado a cabo este mapeo, ya trabaja en una vacuna derivada, tal y como recoge la revista ‘Science’.

Por su parte, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC, por sus siglas en inglés) publicó el que es, hasta la fecha, el mayor estudio sobre el Covid-19, para el que han investigado más de 40.000 casos confirmados con el objetivo de esclarecer cuáles son las claves de comportamiento del virus. Los autores del estudio han llegado a la conclusión de que afecta de manera leve a casi un 81% de los infectados pues buena parte de los contagiados se encuentran, a priori, fuera de los grupos de riesgo en los que el coronavirus provoca mayores defunciones. La mayoría de los casos de contagio se dan entre la población que tiene de 30 a 79 años, con una tasa de letalidad media del 2,3%.

Síntomas de la enfermedad

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que a finales de enero declaró la emergencia sanitaria internacional, admite que aún «no se sabe lo suficiente sobre el Covid-19 como para sacar conclusiones definitivas sobre cómo se transmite, las características clínicas de la enfermedad o el grado en que se ha propagado», pero se pueden buscar similitudes con otras cepas de coronavirus, que pueden presentarse de diversas formas; desde el resfriado común hasta la neumonía aguda. Si bien no se conoce de forma exacta su comportamiento, los científicos sostienen que no sólo se transmite mediante las secreciones respiratorias, sino además por el contacto físico.

Los signos comunes de infección incluyen fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. Las recomendaciones habituales para prevenir la propagación de infecciones incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, así como evitar el contacto con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.

Teniendo en cuenta las circunstancias especiales de esta infección, el mejor remedio es prevenir. La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha recordado que ante la posibilidad de que se pueda transmitir a través de los alimentos, las autoridades sanitarias de las zonas afectadas deben restringir el consumo de carne u otros productos que no estén adecuadamente cocinados. Además, los viajeros que hayan acudido recientemente a la zona y las personas que hayan estado en contacto con algunos de ellos pueden llevar a cabo algunas medidas por sus propios medios:

  • Evitar el contacto cercano con personas afectadas por infecciones respiratorias.
  • Lavarse las manos de forma frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y sus entornos.
  • Mantener una distancia de un metro entre personas (aproximadamente).
  • Cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo o pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos después.
  • Evitar el contacto cercano con animales vivos o muertos y sus secreciones.
  • Evitar consumir productos de origen animal (evitar carne o alimentos poco cocinados o crudos).

Investigadores especializados en enfermedades infecciosas de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) y otras instituciones de Hong Kong, China y Francia han llegado a la conclusión de que es «muy probable» que el coronavirus Covid-19 se propagara más allá de Wuhan y otras ciudades antes de que las autoridades chinas pudieran activar las medidas de cuarentena. Al menos 128 urbes fuera de la zona de cuarentena, incluidas las que no se han notificado casos hasta la fecha, tienen un riesgo de exposición «mayor que el habitual». En el mismo país, expertos del Hospital Mount Sinai en Nueva York (Estados Unidos) han descrito a través de imágenes de una tomografía computarizada (TC) de tórax las características afectadas en los pulmones de los pacientes, lo cual puede ser clave para controlar el brote.

Especialistas respiratorios del Hospital Tongji con sede en Wuhan han descubierto que el aumento de dos tipos de citocinas séricas puede advertir que los pacientes infectados con el nuevo coronavirus se conviertan en neumonía grave. Los síntomas clínicos de algunos pacientes con nueva enfermedad por coronavirus muestran que su enfermedad se deteriora después de ser hospitalizada de una a dos semanas, causando la llamada ‘tormenta de citoquinas’, que es una reacción exagerada del sistema inmunológico del cuerpo. Por lo tanto, es importante encontrar formas de predecir o detectar tempranamente la «tormenta de citoquinas».

Aunque las restricciones de viaje se utilizan para detener la propagación de enfermedades infecciosas, un nuevo estudio de la Universidad de Washington y la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) ha concluido que su efectividad para prevenir la expansión de virus y su contagio es «mayormente desconocida». «Algunas de las evidencias científicas sugieren que la prohibición de viajar puede retrasar la llegada de una enfermedad infecciosa a un país durante días o semanas. Sin embargo, hay muy pocas pruebas de que eliminen el riesgo de que la enfermedad cruce las fronteras a largo plazo», explica Nicole Errett, autora principal de este trabajo.

Pese a que se conocen dos casos de recién nacidos infectados al nacer, actualmente no hay evidencia de que la nueva enfermedad cause resultados adversos graves en los bebés o que pueda transmitirse al niño mientras está en el útero, según un pequeño estudio observacional de mujeres de Wuhan, China, que fueron atendidas en el tercer trimestre del embarazo y tenía neumonía causada por Covid-19. Los autores advierten que sus hallazgos se basan en un número limitado de casos, durante un corto período de tiempo y sólo incluyeron mujeres que llegaron al final del embarazo y dieron a luz por cesárea.

Compartir en Fevalike [wowonder_share]