Según el informe “Datos y hechos sobre la transformación digital”, de la CEPAL, el gobierno electrónico tuvo un avance significativo en Latinoamérica y el Caribe. Los servicios en línea fueron los que mostraron mayor avance, con la posibilidad de realizar diversos trámites públicos a través de Internet. Uruguay tiene los mejores indicadores de la región y ocupa el segundo puesto en el continente, sólo detrás de Estados Unidos.

En la coyuntura del COVID-19, “los gobiernos enfrentan desafíos sin precedentes para responder a las necesidades de sus países, lo que ha puesto a prueba las diferentes visiones de gobierno digital”, destaca un reporte de la ONU, y expresa que el valor promedio de e-gobierno en América Latina y el Caribe se encuentra por encima de regiones como Oceanía y África, pero detrás de Europa y cerca de Asia.

Según información proporcionada a Salto Al Día, para estas mediciones se utiliza un indicador que va de 0 a 1. Desde 2018, Uruguay supera los 0.75 puntos, lo que le otorga un puntaje calificado como “muy alto” y en 2020 pasó del puesto 34 al 26 a nivel mundial. Mientras tanto, 22 países de la región obtuvieron un puntaje considerado alto y 10 países presentaron un puntaje medio. Desde 2018 ningún país de Latinoamérica registra un puntaje bajo, lo que refleja una gran mejoría a nivel regional.

Los servicios en línea más implementados en la región son el envío del impuesto sobre la renta, el pago de servicios públicos y el registro de un nuevo negocio. Trámites como los certificados de nacimiento o matrimonio pueden realizarse en línea en el 40% de los países de la región. No ocurre lo mismo con otros trámites, como los relacionados con la cédula de identidad y la licencia de conducir.

Participación digital y gobierno abierto

El índice de e-participación (EPI) evalúa la presencia de herramientas de información, consultas públicas y la participación en línea en los procesos de toma de decisiones. En los últimos años, muchas entidades públicas han decidido crear un sitio web oficial, aplicaciones y perfiles en redes sociales con la finalidad de aumentar la interacción con los ciudadanos, facilitar información y fomentar la transparencia gubernamental.

Nuestro país alcanza el puesto 29 en el Índice de Participación Digital y obtiene la puntuación máxima en el Índice de Información de Gobierno Abierto (OGDI), ubicándose en el grupo de naciones con mejor desempeño.

Uno de los programas que motivó los resultados actuales fue la Agenda Uruguay Digital 2020 que, entre otras metas, se propuso que el 100% de los trámites pudiera realizarse en línea para fines del año pasado.

En la web gubernamental oficial se afirma que “actualmente, la totalidad de los trámites del Estado pueden ser iniciados en línea, y 4 de cada 10 pueden realizarse en línea de principio a fin. Adicionalmente, también ha crecido el nivel de adopción de este canal entre la ciudadanía. En 2020, tres de cada cuatro personas que utilizan internet interactuaron con el Estado en línea, y uno de cada tres pagó trámites o servicios del Estado a través de ese canal”.

Y añade: “quienes realizaron este tipo de actividades, consideran en su mayoría que los servicios son confiables, fáciles de usar y permiten ahorrar tiempo”. A esto se le suma el Plan Gobierno Digital 2025, que comenzó a implementarse en mayo e incluye medidas para continuar fortaleciendo la transformación digital del Estado en el país.

Comentar